Bulldog Francés: Características, Comportamiento y Cuidados

Muchas personas buscan perros de raza pequeña para tener en sus hogares, bien sea por espacio o simplemente porque son amantes de las mascotas con apariencia tierna.

Uno de los perros pequeños favoritos por muchos es el bulldog francés, una raza paciente, sociable y cariñosa. En este artículo te hablaremos de sus características, cuidados, historia y aspectos por los que es uno de las mejores mascotas.

Este pequeño perro es también llamado frenchie, formaba parte de una raza inglesa originalmente utilizada hace siglos para guiar a los toros. Sin embargo, la raza que conocemos hoy en día apareció en Francia.

El pariente más cercano de esta raza es el bulldog inglés, además ambos descienden del mastín. Podemos decir que estos perros han logrado desarrollarse gracias a Estados Unidos y Francia, lugares donde empezaron a ser comercializados.

Hoy en día se asegura que el bulldog francés es el resultado de varios cruces entre razas realizados en barrios de Francia terminando el siglo XIX, todo esto para dar origen a una raza mejorada, más hábiles y atléticos.

Durante sus inicios estos perros eran vistos en los pequeños pueblos y sus dueños generalmente trabajaban como carniceros y choferes. Pero poco a poco se dio a conocer en el medio artístico y la alta sociedad, su aspecto y carácter llamó la atención de las personas más pudientes en las ciudades.

¿Cuáles son sus características?

Bulldog Francés

El bulldog francés tiene ciertas características que lo diferencia de otras razas de bulldog, a continuación te hablamos de ellas:

Aspectos generales

Como sabemos, este es un perro pequeño con una contextura robusta, pelaje corto y liso, orejas erguidas y una cola pequeña. A pesar de su tamaño suelen tener una gran fuerza. El cuello de estos pequeños es corto y un poco curvo.

Forma del cráneo

Tienen un cabeza un poco cuadrada y ancha, pero no es nada desproporcionada al tamaño del cuerpo. Si nos fijamos en el espacio entre las orejas podemos ver que es plano, además es común ver arrugas simétricas en sus frentes.

Por otra parte el hocico es amplio, labios negros al igual que la punta de la nariz. La mandíbula también es ancha y cuadrada con la mordida un poco retrasada.

Ojos y orejas

Usualmente el color de sus ojos es negro, no son ni hundidos ni saltones, podemos decir que tienen un tamaño normal y acorde a sus cabezas. Las orejas son medianas, anchas en la base y a medida que van llegando a la punta son redondeadas.

Para los ingleses este tipo de orejas en animales son conocidas como murciélago, ya que siempre están levantadas y son algo duras.

Patas

Las patas delanteras están un poco más separadas de lo normal, son cortas y rectas, además suelen ser musculosas. En cuanto a las patas traseras, estas son más largas que las delanteras y al igual que las otras son musculosas y fuertes.

Cuerpo

Estos perros son de dorso musculoso, tienen un pecho redondo y ancho, costillas un poco redondeadas y con un vientre recogido. En sí podemos decir que esta raza tiene un cuerpo cuadrado y su peso varía entre los 8 y 13kg.

El color de su pelaje suele atigrado, pueden tener manchas negras pequeñas o algunas muy grandes, también se han visto casos de bulldog francés con pelaje atigrado y manchas blancas a lo largo de su cuerpo.

No es muy común, pero algunos perros de esta raza pueden ser blancos aunque es necesario que mantengan el color negro en parpados y nariz para ser considerados de raza pura.

¿Cómo es el comportamiento del bulldog francés?

Principalmente son sociables, muy alegres y además les gusta jugar todo el tiempo, su estatura y contextura hacen que sean muy cómicos. Aunque dependiendo del dueño también pueden ser muy tranquilos y solos necesitar cariño.

Muchos saben que esta raza es amistosa y suelen proteger muy bien a los niños que son miembros de su familia. También se suelen llevar bien con otras mascotas, siempre y cuando se les enseñe desde pequeños.

No acostumbran a ladrar todo el tiempo, pero en los momentos que consideren sea necesario lo harán hasta que se les preste atención. Como parte de su naturaleza siempre están alertas, por lo que al escuchar algo extraño avisarán a sus dueños.

Al momento de educarlos ten presente que son una raza testaruda, no queremos decir que nunca aprenderán sino que tendrás que ser paciente y ser constante para que logren aprender lo que quieres.

Puede interesarte:  Husky Siberiano: Características y Cuidados de Esta Raza

Como te mencionamos anteriormente estos perros tienden a ser graciosos, al momento de dormir es normal escucharlos roncar, además acumulan muchos gases por lo que de vez en cuando escucharás como suena su barriga.

A pesar de ser un perro nervioso suele ser protector de su grupo, es muy familiar, dulce y pocas veces lo verás de mal humor.

Ten presente que a pesar de su tamaño necesita ejercitarse por lo menos 50 minutos al día, no soportará una caminata muy larga pero le hará bien salir a pasear una vez al día por lo menos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Como toda mascota el bulldog francés tiene ciertos cuidados que son muy necesarias para mantenerlos sanos, veamos:

Las temperaturas

Estos pequeños no tienen problemas al adaptarse a los climas fríos, pero las temperaturas altas pueden ser peligrosas para ellos.

Si estarán dentro de casa te recomendamos mantener alguna ventana abierta para evitar que suba mucho la temperatura y no olvides dejarles suficiente agua.

Ejercicios

Ya sabes que no puede caminar largos trechos, pero es bueno que los saques a caminar por lo menos una vez al día. También puedes ayudarlo a ejercitarse dentro de casa mientras juegas con él haciéndolo correr tras algún juguete.

Baño y cepillado

El bulldog francés tiene un pelaje corto por lo que solo tendrás que bañarlo una vez al mes si no se ha ensuciado mucho. Pero para ayudarlo a mantenerse más tiempo limpio es aconsejable cepillarlo por lo menos 3 veces a la semana.

Sus partes más delicadas

Todo perro necesita que cuidemos mucho de sus oídos debido a que acumulan mucha suciedad, en el caso de esta raza debemos estar más atentos, recuerda que sus orejas siempre están levantadas y es más fácil que les entre sucio.

Además es importante que sus arrugas estén limpias todo el tiempo, son propensos a sufrir de hongos. Te recomendamos usar un trapo húmedo y algo de jabón si es necesario.

Tampoco dejes de limpiar sus ojos, cepillarle los dientes para evitar caries y cortarle las uñas constantemente para que no sientan molestias al caminar.

Alimentación

Como cualquier otro perro pueden comer carne y algunos vegetales, pero lo recomendable es darles de comer alimento para perros solamente.

Lamentablemente esta raza es propensa a sufrir de torsiones gástricas, por lo que aconsejamos servirles pequeñas porciones de comida máximo tres veces al día.

Vacunas y chequeos

Recuerda mantener a tu perro al día con las vacunas, es importante llevarles un control. Además es importante llevarlo al veterinario constantemente para estar al tanto de su salud.

Problemas en la salud del Bulldog Francés

Sabemos que los sonidos al respirar son algo normal por su hocico chato, sin embargo cuando son constantes y muy fuertes pueden generar alguna complicación en el futuro.

También es común que sufran de sobrepeso si llevan una vida muy sedentaria, lo que además complicaría su respiración y podría causar problemas en las articulaciones.

Lamentablemente esta raza puede sufrir de otras enfermedades, como cáncer, malformaciones y algunas alergias en la piel.

Para ayudarte a prevenir cualquier problema de salud, te mencionamos las enfermedades más comunes del bulldog francés a continuación:

Leishmaniosis

Realmente no se trata de una sola enfermedad, son varias complicaciones producidas por algunos protozoos. Generalmente se manifiesta desde ulceraciones en la piel que pueden curarse repentinamente, hasta algunas que pueden generar inflamación en el hígado y muchas veces el bazo.

Síndrome Braquiocefálico

Estas son varias malformaciones que pueden generar obstrucción en las vías respiratorias superiores. Lamentablemente este tipo de complicación es común en razas como el bulldog francés o el pug.

Por ahora la única manera de corregir este problema es de manera quirúrgica, se necesita eliminar un poco de tejido nasal para permitir que pase más aire.

Síndrome de Cushing

Podemos decir que este síndrome está relacionado con las hormonas, específicamente la conticoesteroides. El exceso de esta hormona en la sangre generalmente indica que existe un tumor cerca de los riñones o en el cerebro.

Alergias

Aunque tienen un aspecto rudo, los perros de esta raza tienden a sufrir de alergias relacionadas con la comida y la piel. Pueden sufrir de dermatitis y ser intolerantes a algunos alimentos.

Puede interesarte:  21 Razas de Perros de Todo el Mundo [Tamaños y Personalidades]

Cuando son alérgicos a algún alimento se pueden observar reacciones en la piel o enrojecimiento de los labios al momento de comer.

Aunque no lo creas pueden ser alérgicos al arroz, al pollo y a veces a la ternera, generalmente estos son ingredientes del alimento para perros. Te recomendamos hacerle las pruebas de alergia para evitar mayores complicaciones en el perro.

Hemivértebras

Esta es una malformación que afecta comúnmente a perros de raza pequeña, sobre todo a los que tienen cola pequeña y atornillada. Se ha demostrado que este problema puede ser hereditario.

El problema surge apenas se crea el embrión, puede ocurrir que una vértebra se desarrolle de forma incompleta o se produzca la osificación de la misma.

Generalmente el perro afectado sufre de fuertes dolores, siendo más comunes en perros jóvenes. Además se presenta debilidad de las patas traseras y dolor al tocar la espalda de la mascota justo donde se encuentre la hemivértebra.

Lamentablemente la parálisis de las patas en ocasiones pueden empeorar, además algunos músculos de la región se ven afectados y tanto el control de la vejiga como el de los intestinos llega a perderse completamente.

La única manera de saber si el perro sufre de este problema es a través de alguna radiología de la columna, Lo recomendable es hacerlo cuando están jóvenes y en caso de tener alguna hemivértebra seguir los pasos indicados por el veterinario.

Ten presente que estas enfermedades pueden ser controladas si se detectan a tiempo, por eso te recordamos hacerle chequeos constantes a tu mascota.

Motivos para tener uno

Son muchos los motivos por los que puedes elegir a esta raza como mascota, te mencionamos en los que casi todas las personas coinciden:

Son perros leales y fieles

De por sí los perros son mascotas muy fieles, pero el bulldog francés lo lleva a otro nivel siendo incapaz de traicionar o lastimar a sus dueños.

Además son excelentes compañeros para los niños, pueden jugar con ellos sin problema y los protegerán de cualquier extraño o perro desconocido que se acerque.

Pero esto no quiere decir que no debas educarlo, es importante que aprenda a relacionarse con otras personas y animales desde muy pequeños.

Pueden ser los más juguetones

Su personalidad no solo es protectora, también pueden ser muy juguetones y más cuando están cerca de los niños. Siempre estarán dispuesto a divertirse con sus dueños independientemente del lugar.

Podemos asegurarte que esta raza es muy sensible y sabes muy bien cuáles son los limites, por lo que pueden jugar también con un bebe sin lastimarlo.

Recuerda que son perros muy sociables y aunque no necesitan mucho ejercicio son excelentes compañeros de juegos.

Tienen gran inteligencia

Como te mencionamos antes el bulldog francés puede ser algo terco, pero si sabes cómo enseñarle lo hará sin problema y en poco tiempo.

Te recomendamos empezar con órdenes sencillas como estar quieto, sentarse o acostarse, poco a poco podrás enseñarle trucos más complejos. La importancia de enseñarle lo básico es que será útil cuando esté cerca de otras personas.

Están llenos de mucha paciencia

A diferencia de otras razas, el bulldog francés puede esperar pacientemente su hora de comida, el paseo del día o el mejor momento para jugar.

Además pueden tener mucha paciencia cuando interactúan con niños, aceptan que los toquen, acaricien y los trates como muñecos, podemos asegurarte que estarán felices con tanta atención.

Ten en cuenta que si decides adoptar un bulldog francés adulto, este tendrá un comportamiento ya definido por lo que no te aseguramos sea tan paciente. Pero no te preocupes, aun siendo adultos podrás enseñarle los límites en la familia.


Los comentarios para este artículo se han cerrado.

Subir css.php